Elegir un sistema de aire acondicionado para nuestra casa nunca debe de ser al azar, por el contrario debemos de comprar las opciones del mercado y escoger la que más se ajuste a nuestras necesidades y presupuesto.


A continuación te presentamos los básicos:


  1. De ventana: Se instala en la pared, en un boquete que se hará. Es de fácil mantenimiento, pero consume un poco más de electricidad, puede llegar a ser ruidoso y requiere de hacer un boquete en la pared.
  2. Split o de pared : son los más comunes, pues tienen muchas ventajas pues, en primer lugar son más económicos. Contiene un compresor, que se coloca en el exterior del edificio y se comunica con el que está al interior (condensador-evaporador). Cuenta con variedad de potencias, es económico y produce poco ruido. Su instalación es más complicada y el equipo es más caro.
  3. Split de techo : es muy parecido al anterior, pero tiene mayor capacidad. Es más difícil de instalar, pero tiene una gran capacidad, ideal para espacios muy amplios. Es un poco más ruidoso.
  4. Portátiles: son aquellos con ruedas y se pueden transportar de un cuarto a otro. No requiere de instalación y produce poco ruido. Son caros, más en cuanto a calidad precio y su potencia no es mejor que la de los anteriores.
  5. Centrales (compacto o tipo Split con fancoils): es parecido a los tipo Split, pero su instalación es mucho más compleja. Es ideal para edificios completos, por lo tanto es mucho más caro. Sin embargo, si se tiene un inmueble así será la opción ideal. Utiliza conductos y plafones.